Viernes, 24 de febrero de 2006
SAN VALENTIN


Imagen


Todos sabemos que el d?a de San Valent?n fue asignado por los grandes almacenes como el d?a de los enamorados. En realidad todo es una operaci?n de marketing, para vender todo tipo de cosas supuestamente rom?nticas: flores, joyas o un buen perfume. Sin embargo, ya que est? institucionalizado este d?a como el de los amantes, yo debo sumarme a esta celebraci?n, a?n a riesgo de resultar cursi. Porque s?, yo tambi?n estoy enamorado, jejeje.

Opino que para el amor no deber?a haber un d?a concreto, pues si se ama de verdad, da igual que sea el d?a 14 de febrero o cualquier otro, para demostrar el amor a tu pareja.

Nada perdura en esta vida y hay quien piensa que el amor es tan ef?mero, que no merece la pena "tom?rselo tan a pecho"; sin embargo, "cada uno habla de la feria seg?n le va" y en mi caso y en el de mi pareja, nuestro amor ha resultado ser como las pilas de "duracel": duran... y duran... y... en fin, despu?s de muchos a?os, seguimos sumidos en ese especie de atolondramiento que nos hace ver la vida desde una perspectiva dual: no s?lo vemos por nuestros ojos, sino que percibimos todo a trav?s de los ojos del otro. Que son los ojos del otro, dije antes, pero a la vez son los nuestros, porque si ella con sus ojos ve, yo s?lo por sus ojos veo... que quitarme sus ojos? ser?a m?s que quedarme ciego.

S? que a este blog entran personas con las mismas heridas: las flechas de cupido les traspasaron sus ?tiernos corazoncitos?. Por eso pongo este post, para felicitarles, y desearles toda una vida de amor sentido y correspondido, hasta? ?hasta que la muerte les separe?... Uffff

Para celebrar este d?a, el s?bado 11 (el 14 era laborable) mi mujer y yo estuvimos en un magn?fico hotel, tuvimos una cena rom?ntica, tomamos luego unas copas y bailamos hasta bien entrada la madrugada.

Previo a la cena hubo una recepci?n en la que nos obsequiaron con un vino de Jerez y a las se?oras le regalaron un clavel. Fue interesante ver la maestr?a con la que escanciaba el vino en los "catavinos" una preciosa joven vestida con el traje campero andaluz: botas de ca?a alta, pantal?n negro con abotonaduras en las perneras, faja roja a la cintura, camisa blanca con encajes y botones cristalinos, chaquetilla negra, pa?uelo rojo en el cuello y sombrero negro cordob?s.
Era una belleza al estilo de los cuadros de Julio Romero de Torres: ojos grandes negros y luminosos, piel morena, pelo negro recogido atr?s en un mo?o y labios rojos perfectamente perfilados. El ?valo de su cara quedaba bien enmarcado por unos aretes que pend?an de sus orejas armoniosamente proporcionadas.
En el baile hubo un espect?culo andaluz y toda la velada fue amenizada por un conjunto que, aunque no muy bueno, para el caso supieron estar a la altura.

Finalmente nos fuimos a la habitaci?n a? descansar.
A la ma?ana siguiente desayunamos abundantemente y despu?s, cogiditos de la mano e intercambiando miraditas tiernas, dimos un paseo por la orillita del mediterr?neo.
En fin, todo fue digno de repetir.

Llegamos a nuestra casa al medio d?a, y mi hija Elena nos invit? a comer.
Volvimos sobre las 16 h. y nos acostamos a dormir la siesta, ya que est?bamos algo cansados.

Adjunto algunas fotograf?as del hotel en el que estuvimos.


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Codigo:


Publicado por pedrolamart @ 21:26  | PERSONALES
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios