Lunes, 12 de febrero de 2007
Imagen


EL MUERTO


Coronas de flores al pie del lecho,
a sus esquinas cuatro cirios negros,
cuyas trazas de humo tiznan el techo
y sobre la cama, en ropones negros,
yace el cuerpo frío y quieto del muerto.

La fiel viuda llora desesperada;
hipa, gime y grita sin consuelo.
¡Con qué arte simula, desmadejada!
pues hasta fogosa se arranca el pelo,
mientras piensa en la fortuna del muerto.

El hijo pensaba: tengo talento,
soy joven y rico ¡haré lo que quiero!
que mi padre me dejó en testamento,
tierras, negocios y mucho dinero.

Desde su atalaya, el alma, perpleja,
ve de su mujer, los quebrantamientos;
de su buen hijo, el dolor que le aqueja;
mas, también, conoció sus pensamientos
y se fue de allí, feliz de estar muerto.

En el cementerio queda una tumba
lujosa, de mármol blanco y negro,
en la que reza “Para el que le incumba:
aquí yace el más amado”. ¡Ah, humor negro!
Allí se pudre el cuerpo de aquél muerto.

Tags: Poesía, Sátira, Humor

Publicado por pedrolamart @ 19:28  | POES?AS SAT?RICAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios