Lunes, 12 de febrero de 2007
LAS VOCALES PRESUMIDAS


Imagen


Cuando yo era peque?o, sol?a hacer pr?cticas en mi cuaderno de caligraf?a. Letra a letra y rengl?n a rengl?n, terminaba una plana o carilla y, sin descanso posible, comenzaba otra, y otra, y otra...
En una de estas ocasiones acab? una l?nea con las vocales y, cuando me dispon?a a escribir la segunda, sucedi? algo que me dej? asombrado: las letras comenzaron a moverse y, una a una, fueron saltando del cuaderno a la mesa y correteaban sobre ella como una panda de ni?os sobre verde c?sped.

La primera en saltar era gordita y ten?a un gracioso rabillo que arrastraba por la superficie de la mesa: era la ?a?.
La segunda caminaba encorvada, como si su enorme cabeza pesara tanto, que su delicada espalda no pudiera con ella: fue la ?e?.
Salt? la tercera. Elegante, delgada y con una cabecita que, sin tenerla pegada al cuerpo, la segu?a a todas partes: se llamaba ?i?.
La cuarta era redondita, rechoncha y sin rabillo. Rodaba sobre s? y saltaba con dificultad por raz?n de su peso: era la ?o?.
Por fin salt? la ?ltima, con su pancita colgando, caminaba a saltitos sobre su rabo curvado: fue la ?u?.

Como una riada corr?an y gritaban entre piruetas, zancadillas y empujones; felices y libres, lejos de las r?gidas l?neas de los renglones, que las aprisionaban desde el principio de sus vidas. Con traviesa algarab?a se re?an y burlaban unas de otras y todas eran tan diferentes, que formaban un grupo muy pintoresco.

-Mirad, amigas, -dec?a la ?a?- mirad ?sta que se las da de letra de ?post?n?, ?mirad la ?i?! ?Hab?is visto letra m?s finita y despistada, que ni la cabeza la tiene asentada?.
Todas rieron la gracia, menos la ?i?, que enfadada le respondi? a la ?a?:
-R?e, r?e cuanto quieras, que si de presumir se trata, muy entradita en carnes est?s para ir a la ?moda lineal?. Eres gordita y tu rabillo, que arrastras, siempre sucio est?.
-Pues mira, no me quejo, -replic? ufana la ?a?- que a carnes hay quien me gana y a sucia... ?no te digo m?s!.
-?Oye, t?; conmigo no te metas! -exclam? airada la ?o? al verse se?alada- que yo de gorda no tengo nada y de sucia menos. Me lavo por la ma?ana y cuando me acuesto. Lo que pasa es que la envidia no te deja ver, que soy hermosa y no gorda... ?como la cabeza de la ?e?!.

Conforme la discusi?n avanzaba, m?s confuso se hac?a el griter?o y mientras unas hac?an muecas, otras aplaud?an y, todas, participaban de aquel ?juego? tan divertido.

-?Ya sali? mi cabeza!... -protest? resignada la ?e?- ?s?!, la tengo gorda, ?y qu??, por algo soy la que m?s y mejor piensa y s? que cada una tiene su hechura que nos diferencia y da personalidad. Yo as? quiero ser, ya que ser?a muy extra?o que siendo de otra forma... me llamaran ?e?.

Todas rieron con renovadas ganas y comenzaron a imitarse unas a otras con gestos tan exagerados, que resultaban verdaderamente c?micos. Parec?an duendecillos fant?sticos, a los que siempre tendr?a conmigo: me bastar?a con escribir un nuevo rengl?n en mi cuaderno...

-Raz?n tienes, amiga ?e?, -o? decir a la ?i?- ?acaso me llamar?an ?i? si tuviese la panza de la ?u?, en vez de esta cabecita descolgada, aunque alguna vez me la olvide sobre la almohada?. Pero as? y todo, yo no veo una letra de mi elegancia y de tener cabeza la prefiero peque?a, pues, aunque as? la tengo... ?tambi?n pienso!.
-T?, algo pensar?s, -habl? la ?u? con tono cansado- pero entiendes poco. ?Acaso crees que la ?e? habla de nuestra personalidad, para que pensemos cada una de nosotras que somos mejores que las dem?s?... ?qu? presumida y vanidosa! Lo importante no es tu delgadez, mi panza, o... la cabeza de la ?e?; lo que importa es lo que somos y el servicio que hacemos, y ninguna sin consonante valemos mucho, ni somos feas o bonitas,... ?te enteras de una vez?.

De repente, cuando la ?i? se dispon?a a replicar, fastidiada por tan dura reprimenda; una r?faga de viento hizo volar las letras de sobre mi mesa y, por m?s que busqu?, no las volv? a ver. Pero aquel hecho fant?stico, sue?o o realidad, me hizo comprender que cada cual es... como es. Con virtudes y defectos. Y que si la naturaleza nos hizo tan distintos e irrepetibles, somos todos, al menos, dignos de respeto.

Publicado por pedrolamart @ 22:07  | CUENTOS
Comentarios (9)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Addy
Lunes, 12 de febrero de 2007 | 22:13
Muchas risasMuchas risasMuchas risas
Me encanto pedro, sin duda alguna esta es
una gran leccion RebotadoRebotadoRebotadoGui?oSonrisa
Publicado por Invitado
Lunes, 11 de agosto de 2008 | 17:56
Un precioso cuento con moraleja final que me hubiese servido de herramienta did?ctica de haberlo descubierto antes.
Muy bien trabajada la "personalidad" y los atributos de las letras.
Manel (http://manelaljama.blogspot.com/)
Publicado por Pieranyely Reina
Viernes, 13 de marzo de 2009 | 15:05
Me encanto tu cuento, no solo porque nos hace reflexionar acerca de las diferencias de cada uno de nosotros y de lo tolerantes que debemos ser, si no que ademas tiene humor y estilo, y el toque especial para que los ni?os aprendan leyendo. Felicitaciones!
Publicado por Pieranyely Reina
Viernes, 13 de marzo de 2009 | 15:11
Me encanto tu cuento, no solo porque nos hace reflexionar acerca de las diferencias y de la tolerancia, si no que ademas tiene humor y estilo, y el toque especial para que los ni?os aprendan leyendo. Felicitaciones!Chica
Publicado por Manel Aljama
Lunes, 10 de agosto de 2009 | 0:25
De haberlo le?do antes se lo habr?a contado a mi hija. Me parece un excepcional cuento con moraleja al final, de esos que hacen falta hoy en d?a.
Publicado por Invitado
Lunes, 10 de agosto de 2009 | 0:30
Pedro: Me gustar?a poder reproducir en mi blog del El Viajero de las Letras (http://manelaljama.blogspot.com) en Mis Autores Favoritos, citando al autor, claro!
PS: Como no tengo tu email, uso el comentario.
Publicado por Manel Aljama
Martes, 18 de agosto de 2009 | 11:34
Pedro. Te paso resumen de las palabras de fonsilleda (aqu? el tama?o de comentarios es limitado): "Felicidades a ?l y a t? por acerc?rnoslo a un lugar m?s accesible para m? que el enrevesado blog de Lamart.
Bicos a ambos." Creo que tiene raz?n...
Publicado por Invitado
Domingo, 28 de noviembre de 2010 | 6:47

Pedro, Excelente cuento que deja una buena reflexión, leo con agrado y admiración todo lo que escribes...

Un abrazo.

María B NúñezGestos con las manos

Publicado por Invitado
Lunes, 24 de septiembre de 2012 | 11:08

Hola! me he emocionado muchísimo leyendo el cuento. Meha gustado tanto que lo he adaptado para mis alumnos de educación infantil. Lo he pblicado en mi blog, por supuesto te invito a que lo visite a ver que te parece. Gracias por compartir con todos nosotros textos tan completos y cargados de buenos mesajes educativos. http://elbauldeilusiones.blogspot.c[....]2012/09/las-vocales-presumidas.html