Viernes, 16 de febrero de 2007
LA SEDUCCI?N DEL ALMA



Imagen



?rase una vez un alma c?ndida que se dej? seducir por otra alma, que fatal e irremisiblemente con ?l jugaba. Sin pensar en el sufrimiento que al incauto causaba, para forzar su voluntad, con otros coqueteaba: se divert?a viendo como le encelaba, mientras, ufana con su conquista, de orgullo se llenaba.

Tanto dominaba el arte de la seducci?n el alma cautivadora, que la alma cautiva, en un espejismo de amor, se abandon? a su tir?nica voluntad, manipuladora, ego?sta e inhumana.

Aquella pobre alma, indefensa, perpleja y bienintencionada, qued? presa en la tela de ara?a que, tan bien tejida, le envolvi? por sorpresa y, sin quererlo, perdi? su voluntad, su coraz?n y todos sus confusos pensamientos se debat?an entre la verdad de su vida y la mentira as? presentada.

Todo lo que era el pobre, otrora due?o de su propia voluntad, su mente y su alma, estaba en peligro de ser anulado por el alma seductora, que como una mantis religiosa, se divert?a a su costa y las fauces para devorarle preparaba.

Le fue robado el coraz?n, su mente fue forzada y su alma se debat?a en una irreal pesadilla de confusos y contradictorios sentimientos, que la paz le robaban.

Para que la v?ctima pudiera recuperar la libertad y escapar de tan artera trampa, necesitaba reencontrarse con su alma, pues junto a ella su mente y su coraz?n se hallaban.

Busc? en lo m?s escondido de su ser, indag? por todos los rincones de su entorno, pregunt? a todo el que se encontraba si hab?an visto por un casual, sola, hu?rfana de amor y tr?gicamente despistada, el alma que al huir, vac?as le dej? las entra?as.

Y as? pasaba el tiempo: buscando la calma que hab?a perdido junto a su mente, su coraz?n y su alma.

Mas, por fin se obr? el milagro: encontr? su alma reflejada en una dulce mirada. En unos ojos verdes, c?lidos, l?mpidos y enamorados, que junto a ?l todo el tiempo hab?an estado. Por fin su cuerpo recibi? de nuevo a su alma; su mente descans? de tan ilusorios y da?inos pensamientos y su coraz?n volvi? a latir en el sitio del que nunca debi? ser arrancado, con tan da?inas armas.


Imagen


Ahora s?lo desea ?pasar p?gina? y olvidarse de ese cap?tulo de su vida, que a su conciencia da?a, pues sin querer hacerlo, hiri? a su verdadero e inocente amor, que junto a ?l suspiraba.

Y? ?qu? pas? con el alma seductora? Nada: ella sigui? con su oficio, seduciendo a otras almas despreocupadas y, como la rueda de un molino, sin descanso gira, a poco que haya viento o que corriente lleve el agua.

En este cuento hubo una hero?na inocente y callada. Mas no hubo bruja malvada; pues el alma seductora as? misma se enga?aba, creyendo que actuaba por amor, aunque su error, a otras almas da?ara.

Estas cosas asombrosas con cierta frecuencia pasan, pues la rutina a los sentidos enga?a: nos hace creer en patra?as que al buen juicio extrav?an y contaminan el alma.

Moraleja: Resiste a la tentaci?n. Pues no hay m?s verdad que al alma tan bien le venga, que el estar siempre atenta y segura? ?cada oveja con su pareja?, renovando el amor cada ma?ana.

Publicado por pedrolamart @ 1:22  | CUENTOS
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por ALIZEE
Viernes, 16 de febrero de 2007 | 1:27
Hola Pedro, ya veo que la inspiraci?n no te falta, al leer de nuevo este escrito se confirma lo que ya hace tiempo te apuntara, que en las cosas sencillas, las no rebuscadas, la genialidad y la prosa fluyen solas como el agua.
Divertido
Publicado por Afrodita69
Viernes, 16 de febrero de 2007 | 1:29
Hola Pedro, la verdad no tengo palabras, no se puede expresar de mejor manera lo que sentiste en ese momento...la verdad, con enga?os no se puede conquistar el amor.
La magia de esos ojitos verdes y ese gran amor no te dejar?an
Publicado por TinkerBellGPR
Lunes, 01 de octubre de 2007 | 3:12
Hola Pedro, esta muy bonito e interezante tu blog. Saluditos Rebotado
Publicado por Invitado
Lunes, 02 de mayo de 2011 | 16:44

son buenisimos los mensajes que transmites en cada uno de tus escritos