Lunes, 22 de septiembre de 2008

LA NAVE

Estaban perdidos en la inmensidad. Su mundo había desaparecido y ellos eran los últimos.

Giraban sin cesar en una órbita excéntrica, gravitando entre las galaxias, y su único hábitat era aquella burbuja, cuya capacidad llegaba a su límite.

Decidieron darse caza, unos a otros, para perpetuar la especie.


Publicado por pedrolamart @ 21:58  | MICRO RELATOS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios