S?bado, 30 de mayo de 2009



LA NATURALEZA CREATIVA DEL AMOR

 


Creía que la vida acaba,


Sin aire,


agua,


calor…


¡Me equivocaba!


Es un halito que permanece,


tras la temida muerte.

 


Creí que la belleza no existía,


Sin luz,


forma,


color…


¡Me equivocaba!


Los sentidos mienten,


pues perciben apariencias


y se reserva toda esencia,


a la posesión del alma.

 


Creía que sin ética,


la existencia es vana…


¡Me equivocaba!


Es utilidad y excusa,


justicia inacabada,


de la raza humana.

 


No hay nada más vital,


Creativo,


intemporal


y bello…


¡Que el amor eterno!


Él recibe mil caricias,


con un tacto,


sin contacto.


Sin pupilas ni retinas,


percibe la belleza;


oye melodías sin sonidos,


sensitivo…


¡Sublimando!


degusta los sabores agridulces


y perfumes gratos,


sin papilas


ni olfato.

 


Después de colapsar galaxias,


tras del cosmos el ocaso,


allá en la eternidad,


el amor existirá,


con la fuerza creativa,


de un insólito Big Bang.


Entonces nacerá,


armónica y perfecta,


una criatura nueva.


Entonces aparecerá…

¡El verdadero ser humano!


Tags: Poesía, Amor

Comentarios
Publicado por Manel Aljama
Domingo, 09 de agosto de 2009 | 22:07
El amor tambi?n es la fuerza que lo mueve todo. Ciertamente el amor, como la noche dan otra luz a la realidad. El final del poema me ha hecho pensar en "2001 Una odisea espacial", debe ser cosa de la edad. Excelente poema que te invita a pensar.
Publicado por vgalizz
Viernes, 27 de mayo de 2011 | 22:18

-**-

 

¿Existe una vida después de la muerte?, ¿Existe un amor sublime despojado de las ataduras de la carne?, personalmente pienso que son experiencias muy personales y sustentadas sin bases científicas, pero el milagro de la vida es tan brillante, y el Universo tan infinitamente grande que tampoco se puede afirmar que no haya nada después de la muerte, de haberlo si que se podría enlazar con [email protected] amantes, con las almas que se aman para toda la eternidad, lleva razón quien me precede, un poema para pensar en ese dios de Spinoza.

 

 -*-