Mi?rcoles, 24 de febrero de 2010



Rosa sin espinas

 

Vaporoso vestido, cual corola,

rodea su belleza adolescente,

frágil y delicada como rosa ...

una rosa preciosa ¡sin espinas!

que percibe en sus débiles entrañas

los pinchazos que el amor ingrato,

con punzantes e hirientes esquirlas,

le rompe el corazón y le lastima.

 

Con sólo su reflejo en el espejo

parece meditar entristecida

sumida en dolorosos pensamientos,

sintiendo solitaria sus tormentos

angustiada, vacía y conmovida.

 

Seca, sin lagrimas que le consuelen,

con gesto suplicante y arrobado

y con el ansia de volver a verle,

musita con ardor una plegaria

con el corazón y alma desgarrados.

 

El frío espejo, aunque sin sentimientos,

en su esencia vidriosa se imagina,

que a la joven y angelical criatura,

tan inocente, pura y desvalida,

el desamor la daña y acompaña

y la sumerge en álgida amargura;

y su azogue se empaña con premura,

pues la imagen, que en él es reflejada,

vitaliza su esencia adormecida

y le provee de ternura y alma.


Tags: Poesía, Desamor, Ausencias

Publicado por pedrolamart @ 0:38  | POES?AS DE DESAMOR
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Manel Aljama
Domingo, 23 de mayo de 2010 | 2:05
El poema parece el amor a un cuadro y tal vez el desamor convierta con el paso del tiempo, ese amor en algo sin vida, pasado.
Publicado por pedrolamart
Domingo, 23 de mayo de 2010 | 11:04
Muchas gracias, Manuel, por tu comentario. No s? por qu? la estructura y el significado del poema se hab?a cambiado, por lo que (cosas del Internet) hab?a cambiado el ritmo, la rima y la m?trica, haci?ndolo irreconocible. Ya lo he modificado. Tendr? que repasar los dem?s textos, por si ha ocurrido lo mismo con el resto.
Un abrazo, amigo.